Feria del Caballo

Pocas Fiestas Populares en el panorama nacional son tan vistosas y coloridas como la Feria del Caballo, en Jerez de la Frontera.

Declarada de Interés Turístico Internacional, tiene sus orígenes en el comercio equino de finales del siglo XV y, aunque hoy día tiene un carácter principalmente lúdico, es de las pocas ferias de España que, paralelamente a la fiesta, continúa constituyendo un importante encuentro ganadero.

Desde el punto de vista puramente fotográfico, es una de las grandes citas del año. Cientos de fotógrafos profesionales y aficionados se dan cita en el Real, para tratar de captar con sus cámaras ese instante especial y espontáneo que merece ser inmortalizado.

En 2015 tuve la fortuna de que mis amigos Helena y Pablo contaran conmigo para capturar esos momentos.

Estas son algunas de las fotos de aquel día, espero que te gusten.

Al final de este artículo, encontrarás algunos consejos para fotografiar en la Feria del Caballo, o en cualquier otra.

Si te han gustado estas fotos, aquí puedes ver la galería completa de aquel día.

Lo prometido es deuda, algunos consejos para tomar buenas fotos en Feria:

  • Utiliza un teleobjetivo

Siempre recomendable para pasar desapercibido y conseguir así la naturalidad propia de quien, aunque sepa que estás ahí, al no verte, llega a olvidarse de ti. Además, si algo tienes de sobra en la Feria es luz, por lo que podrás disparar a velocidades muy altas y olvidarte de los problemas de estabilidad propios de las focales elevadas. Aquí tienes un interesante artículo sobre los teleobjetivos más populares del mercado.

  • Evita el sol directo

A no ser que pretendas conseguir un efecto muy dramático, evita las sobras marcadas que produce la incidencia directa del sol en tu sujeto. Busca zonas en sombra, y si no es posible, mantén el sol por detrás del sujeto, quemarás el cielo, pero es preferible a una sombra muy dura en la cara. Un flash de relleno también te puede ayudar a evitar las sombras, pero será inútil si estás a una gran distancia. Profundiza más sobre este tema en este enlace.

  • Utiliza el modo manual

Esto me lo oirás decir muchas veces, pero en condiciones extremas de luz, como es el sol directo, sólo usando el modo manual de tu cámara podrás conseguir un punto intermedio en el que no te queden zonas completamente subexpuestas y sin ningún detalle, y otras zonas totalmente quemadas.

  • Dispara en RAW

Otro básico; por muy bien que ajustes los parámetros para conseguir la imagen perfecta en cámara, ¿por qué dejar que sea tu máquina la que revele la foto en lugar de hacerlo tú mismo? Si no sabes de qué te estoy hablando, aquí puedes aprender un poco más sobre el formato RAW

  • Hidrátate

Parecerá muy elemental, pero conviene recordarlo. Vas a estar mucho rato al sol y cargando con el equipo, que pesa bastante, añade una botella de agua a tu mochila y recuerda, el alcohol deshidrata, disfruta del vino cuando ya hayas dejado la cámara.

¿Tienes algún otro consejo o alguna pregunta? No lo dudes, ¡participa!

2 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *